Bucaramanga Generalidades

Bucaramanga, la capital de Santander, es una de las principales ciudades de Colombia; está lleno de rascacielos rodeados de montañas.


Bucaramanga

Cómo llegar

Bucaramanga constituye el centro de llegada de la mayoría de los viajeros que arriban al departamento, provenientes de todas las regiones. Por vía aérea, se erige como el destino principal de Santander; por vía terrestre, constituye una ruta enmarcada por los paisajes de la llanura y la Cordillera Oriental.

Por aire
Cuenta con el Aeropuerto Internacional Palonegro, ubicado a 18 minutos de la ciudad, por la vía que conduce a Barrancabermeja. Recibe vuelos nacionales, desde las principales ciudades del país, y dos vuelos internacionales, provenientes de Panamá y Fort Lauderdale (Estados Unidos).




Por tierra

La Terminal de Transportes de Bucaramanga es el referente para el arribo y salida de las rutas que conectan a la capital santandereana con otras poblaciones. Copetrán S. A., Berlinas del Fonce S. A., Brasilia, Cootransmagdalena y Omega, entre otras, son las empresas encargadas del transporte de pasajeros dentro y fuera del país. Venezuela, Ecuador y Perú, por ejemplo, se cuentan entre los destinos internacionales.

Si viaja en vehículo particular, la vía más recomendable es la autopista que conecta a Bucaramanga con Bogotá, por su buen estado. Bucaramanga presenta rutas alternas que comunican a su territorio, por el norte, con la Costa Atlántica, y por el sur, con los departamentos de Bolívar y Magdalena.

La vía que conduce hacia Cúcuta, por el oriente de la meseta, es una de las más importantes del oriente colombiano. La ruta, rumbo a la frontera con Venezuela, representa el trayecto de turistas y comerciantes de ambas naciones. Esta vía es objeto de reparaciones constantes, para garantizar la movilización y seguridad de los viajeros.

Bucaramanga

Cómo movilizarse en Bucaramanga

El sistema integrado de transporte masivo constituye uno de los proyectos fundamentales de la administración local para dinamizar la movilidad capitalina. El Metrolínea cubre una vía troncal que atraviesa la Carrera 15, desde el centro de la ciudad, hasta el municipio de Floridablanca, en el sur. Otras vías pretroncales atraviesan el sector nororiental para acceder, posteriormente, a la población de Piedecuesta, en el sur, y el municipio de Girón, al occidente de la capital.

Para aminorar las congestiones, la ciudad cuenta desde 2006 con restricción vehicular ("Pico y Placa"). Esta medida fue modificada en octubre de 2010 y cobija a vehículos particulares y motocicletas, en el horario de 6:00 a. m. a 9:00 a. m. y de 5:00 p. m. a,8:00 p. m., de lunes a viernes.

Clima

La temperatura promedio de la capital santandereana es de 24 °C. Sin embargo, durante la época más calurosa se pueden alcanzar los 30 C. Bucaramanga cuenta con cuatro temporadas climáticas: dos periodos de sequía y dos periodos lluviosos. El primer periodo de sequía se da entre diciembre y marzo, y el segundo, entre junio y agosto. Por su parte, los dos periodos lluviosos ocurren de abril a mayo, y entre septiembre y noviembre, respectivamente. Es normal que la ciudad experimente, en un solo día, varias temperaturas. Las mañanas de sol, por ejemplo, pueden convertirse más tarde en niebla y precipitaciones.

Foto historica

Historia

Hacia principios del siglo XVII, indígenas de la tribu Guane se asentaban sobre la meseta que, en adelante, se convertiría en territorio bumangués. Los recursos naturales que caracterizaban a la región, y la incursión de los conquistadores europeos, serían los elementos constitutivos para el establecimiento de la nueva población. La explotación de los yacimientos auríferos en los ríos Oro y Frío obligaba a la instalación de campamentos, que posteriormente serían transformados en resguardos.

La región, compartida entonces por aborígenes y españoles, el 22 de diciembre de 1622 se establecía como un pueblo indígena adscrito a la Jurisdicción de Pamplona, por el sacerdote Miguel Trujillo y el capitán Andrés Páez de Sotomayor. Aquella fecha es considerada, hasta hoy, como el año de fundación de la ciudad. Por más de un siglo, el desarrollo de la historia bumanguesa permanecería inmutable. Colonos que dominaban indígenas, historias de sometimiento, periodos de hostigamiento y explotación de minerales eran los elementos que definían la escena local.

Sin embargo, el cambio se avecinaba. En 1772, y con la llegada del visitador Francisco Moreno y Escanden, se extinguía aquel poblado, para erigir la 'Parroquia de Chiquinquirá y San Laureano del Real de Minas de Bucaramanga'. Más tarde, en 1795, finalizaba la explotación de oro, las tierras eran rematadas y los indígenas se reubicaban en el pueblo de Guane.

Tras el periodo de Independencia, entre 1810 y 1819, la ciudad fue llamada Villa de Bucaramanga, mediante Decreto de 1823. Posteriormente, en 1857, fue declarada capital del Estado Soberano de Santander, título que ostentó durante cuatro años, hasta ser reemplazada por la Villa del Socorro. Finalmente, la Constitución de 1886 le devolvió a Bucaramanga el estatus de capital.





A finales del siglo XIX, Bucaramanga contaba ya con todos los elementos para convertirse en una de las ciudades principales a escala nacional: luz eléctrica, compañías de aviación, fábricas que acreditaban la destreza de los artesanos locales, producción de cigarros y distribución de productos hacia los mercados europeos.

Las décadas iniciales del siglo XX eran, tal vez, uno de los periodos más difíciles para la capital santandereana. La Guerra de los Mil Días, en el cerro de Palonegro, desataría una crisis económica de la cual sólo se sobrepondría hacia mediados de siglo.

En adelante, la historia bumanguesa le apostaría al progreso, la infraestructura y el desarrollo social, elementos que, aún hoy, continúan marcando el rumbo del territorio.

Cultura

Cultura y tradiciones

La herencia republicana y el legado de los héroes santandereanos que escribieron algunas de las líneas más gloriosas para la independencia nacional definirían, en adelante, el carácter de sus pobladores. El bumangués es firme y de palabras sinceras; es emprendedor, trabajador y entusiasta; es servicial y, por ende, amigo del viajero.

La tradición religiosa se siente en la capital y sus alrededores. La Semana Santa y la Parroquia de San Francisco, en Piedecuesta; las peregrinaciones al cerro de Morrorrico, en el oriente de la ciudad; la Basílica Menor, en el municipio de Girón; la Capilla de los Dolores, y la Catedral de la Sagrada Familia, entre otros escenarios, hacen parte de la esencia católica que durante siglos han identificado a Bucaramanga y a las poblaciones del área metropolitana.

La unión configura, también, uno de los rasgos más representativos para los bumangueses. Las fiestas de navidad y año nuevo, por ejemplo, reúnen a familiares y amigos, que se congregan para compartir con la 'Novena de Aguinaldos' y la misa de aguinaldos, esta última celebrada entre las 4:00 a.m. y 5:00 a m.
El 31 de diciembre, el turno es para los muñecos de trapo, conocidos como 'año viejos' o 'carrancios'. Estas figuras, que a veces recrean a personajes de la vida pública nacional e internacional, se convierten en los protagonistas de las fiestas previas al primer día del año que comienza. Música, abrazos y algarabía enmarcan los festejos de los barrios bumangueses.

El impulso de iniciativas pedagógicas se inserta también en el panorama cultural de la capital santandereana. Instituciones de educación superior, centros de investigación, el Festival Internacional de Piano, la Feria Ulibro y el Festival Iberoamericano de Cuenteros, entre otros espacios, respaldan el reconocimiento de la ciudad como escenario cultural y educativo

Gastronomia Bumanguesa

Gastronomía

Restaurantes de comida típica, una numerosa y variada oferta de restaurantes especializados en carnes, establecimientos de comida internacional y cadenas multinacionales hacen parte de la infraestructura dedicada a la industria gastronómica bumanguesa.

En la capital y los municipios del área metropolitana se pueden disfrutar los sabores de la cocina tradicional y las tendencias de la moderna. Los hoteles proveen en sus cartas variedad de platos con lo mejor de las preparaciones locales, nacionales y extranjeras.

Economía

La oferta de servicios e infraestructura ha convertido a Bucaramanga en un destino turístico reconocido en el país. Hoteles, restaurantes y establecimientos comerciales constituyen la fuente de ingresos más importante para la economía local (30,68%). La tradición manufacturera y artesanal de la capital santandereana goza, además, de una participación destacada en el escenario industrial bumangués.

La diversificación de la capital en economía ha tocado otros sectores, como el agropecuario y el avícola. Sedes administrativas y comerciales instaladas en Bucaramanga justifican la importancia de esta zona nororiental colombiana como eje de producción y distribución nacional.

El proceso de desarrollo local, evidenciado en su infraestructura, ha centrado el interés de inversionistas nacionales y extranjeros. El Centro de Ferias y Exposiciones (Cenfer), por ejemplo, recibe a industriales, empresarios y, en general, visitantes de Colombia y el mundo, que se congregan en el marco de ferias, eventos, congresos, seminarios y festivales.




Alojamiento

Los centros urbanos y las zonas comerciales del área metropolitana concentran la mayor parte de la oferta bumanguesa en alojamiento. Hostales y hoteles de todas las categorías hacen parte de una infraestructura que garantiza la comodidad y seguridad de los viajeros.

Entretenimiento y diversión

La capital santandereana ha diversificado el panorama turístico por medio de escenarios que reúnen alternativas de tipo natural, deportivas, artísticas, culturales y gastronómicas, entre otras. Son varias las opciones: el Parque del Agua y el Parque de la Flora, para los ecologistas; el Parque Interactivo de Ciencia y Tecnología "Neomundo" o la Meseta de Ruitoque, para aquellos en busca de la aventura extrema; y los centros comerciales, epicentros de moda y recreación.

Vida Nocturna

Vida nocturna

Música tradicional, ritmos para todos los gustos, espacios al aire libre, romanticismo y rumba, configuran los atractivos de las noches en la capital santandereana.

Zona de los "serenateros": alberga establecimientos en los cuales puede disfrutar con presentaciones en vivo de mariachis, tríos y folclor llanero. Carrera 33, entre las Calles 36 y 41.

Parque de las Palmas: Sus zonas aledañas reúnen los bares, pubs y discotecas más concurridos de la ciudad. Los establecimientos y las áreas públicas del parque se han convertido en núcleo de encuentro y reunión por parte de turistas y lugareños.

Cabecera del Llano: El corazón comercial de la ciudad también cuenta con discotecas, restaurantes y locales de comida rápida, que enmarcan el panorama del sector.

Zona Rosa: En una misma manzana se concentra buena parte de las discotecas y espacios dedicados a la rumba nocturna. La mayor actividad se encuentra en la Carrera 31, entre las Calles 33 y 34.

La Zona de Cañaveral y la vía al Aeropuerto: El Cañaveral, ubicado en Floridablanca, municipio del área metropolitana, y dicha vía complementan y animan las noches de Bucaramanga Miradores, bares y discotecas son los escenarios más reconocidos por quienes quieren disfrutar de la panorámica de la ciudad o pasar un momento agradable en compañía de familiares, amigos y visitantes.

Conectividad

Para satisfacer las necesidades de los viajeros en tecnología y comunicación, Bucaramanga cuenta con salas de Inter¬net y zonas wifi dispuestas en hoteles y centros comerciales.




Reservados todos los derechos ©
colombiapais.com | El portal de información turística de Colombia para el mundo
Dirección: Calle 3 N° 4-81 Choachí - Cundinamarca - Colombia
Teléfono de Contacto (57) 1 304 546 2360
email: mauriciovega@colombiapais.com